Hoy te quiero compartir la inspiradora historia de la querida periodista Cubano-americana, presentadora de televisión, radio y empresaria Cristina Saralegui, quien ha creado un próspero imperio mediático con su candor, chispa, y con esa disposición a abordar temas tabúes en la comunidad latina que siempre la ha caracterizado.

Con tan solo 12 años, Cristina y su familia tuvieron que huir de su querida Cuba para escapar del régimen de Castro estableciéndose en Key Biscayne, Florida., y convirtiéndose así, de un día para otro, en inmigrantes en una tierra extraña. De esta experiencia, Cristina nos enseña que nunca se sabe lo que nos deparará el futuro, la vida da muchas vueltas, con lo cual es muy importante vivir el momento presente al máximo pues este es el único momento que tenemos.

Años después, Cristina sigue los pasos de su abuelo, quien trabajaba en una conocida editora de revistas en Cuba, y decide especializarse en comunicación social en la Universidad de Miami, iniciando su carrera como pasante para la revista Vanidades en español. A este punto, Cristina todavía ni imaginaba el futuro exitoso que le esperaba.

Cristina seguía creciendo pero no fue fácil. Ella tuvo que enfrentar muchos miedos y retos, al punto que muchas veces decía “estoy emocionada y a la vez asustada por el desafío que se avecina”, pero apesar de todo ella siempre avanzaba. Su coraje también nos invita a reflexionar en situaciones similares ¿Qué estoy haciendo hoy para lograr esa vida extraordinaria que deseo? ¿Estoy dando los pasos correctos? Es muy importante que siempre tengamos presente que  las grandes cosas en la vida las logras cuando te aventuras en lo desconocido, cuando decides salir de tu zona de confort, y cuando confías en ti para la lograr la mejor versión de ti mismo.” 

Cristina tuvo el privilegio además de ser una de las pupilas de la legendaria Helen Gurley, una prestigiosa editora de Cosmo USA, y además fue introducida al mundo de la televisión por el famoso Don Francisco a través de su programa Sábado Gigante. En ese tiempo, Don Francisco había invitado a Cristina a su programa para hablar sobre temas relacionados con la mujer y promover la revista Cosmopolitan en español, convirtiéndose en todo un éxito. Y es allí donde le ofrecen a Cristina tener su propio programa: el Show de Cristina. El resto es historia.

De su trayectoria profesional se desprenden no solo sus logros, sino la importancia de tener un mentor. Así que cuando te encuentres en un proceso de reinvención profesional, cerciórate de que tengas un buen mentor, alguien que ya ha logrado lo que tu deseas conseguir, y ha recorrido el camino que tu deseas comenzar. Cristina nos demuestra que con un mentor podrás llegar más rápido y seguro a dónde quieres ir.

Y ya para finalizar, ¿qué enseñanzas finales se desprenden de la historia de Cristina?

Cristina nunca tuvo miedo de probar cosas nuevas. A través de su historia ella nos desafía a salir de nuestra zona de confort y a abrir nuestra mente a nuevas posibilidades. También es muy evidente a lo largo de su trayectoria, su capacidad para conectar con sus fans y su credibilidad, lo cual contribuyó a que ella pasara de ser "Cristina la periodista", a "Cristina la celebridad" y finalmente "Cristina la marca personal". Y esto es muy interesante, pues la intención de Cristina nunca fue convertirse en una marca, pero como ella afirmó en varias ocasiones "el éxito trae oportunidades”,  y vaya que ella las supo aprovechar.  Durante su exitosa carrera Cristina no sólo publicó su propia revista, sino que tambiénprodujo sus propios programas de radio y creó muchos otros negocios, como por ejemplo su línea de decoración para el hogar. ¡Toda una historia de reinvención personal y profesional!

Espero que la historia de Cristina Saralegui te haya inspirado tanto como me ha inspirado a mí. ¿Te gustaría ver más historias de reinvención como esta? Ingresa aquí

Como siempre, mil gracias por leerme, es para mí un honor crear contenido de valor para ti. 

Saludos,

Dayana