No sé si sabías que el famoso cantante Pitbull no tuvo una vida color de rosa. Pitbull fue criado en Miami en una época donde la delincuencia estaba a la orden del día y, como él mismo cuenta, en aquellos tiempos se ganaba la vida haciendo cosas de las cuales no se siente muy orgulloso. Pero a pesar de lo que él vivió, hay varias lecciones de reinvención personal y profesional que se desprenden de su historia:

Si te das cuenta, Pitbull ama mucho lo que hace y siempre se preocupa porque su público lo pase bien. Ama lo que haces ante todo.
Pitbull nunca tuvo miedo a reinventarse personal y profesionalmente por completo. Él comenzó su carrera artística como cantante de rap y poco a poco fue añadiendo más cosas a su repertorio hasta convertirse en lo que es hoy, y aunque tuvo que cambiar muchas cosas, siempre estuvo claro de lo que quería alcanzar y siguió adelante. Así que no permitas que tu pasado condicione quien eres y lo que puedes lograr, mira su historia, si él pudo cambiar tú también puedes.
Pitbull siempre tuvo muy claro que llegaría lejos y cómo tenía planificada su carrera. Siempre mantén la mirada puesta en el futuro para que no te quedes estancado y define claramente tu norte.

Recuerda que siempre es posible encontrar motivación en los lugares y personas más inesperados. Espero que te haya inspirado su historia. ¿Qué te ha parecido? 

¿Te gustaría ver más historias de reinvención como esta? Ingresa aquí

Saludos,

Dayana