Durante mi proceso de reinvención profesional muchas personas, sobre todo amigos muy cercanos, cuestionaron mucho mi decisión de dejar mi relación laboral de dependencia con la banca por dedicarme a aquello que de verdad me gustaba. Estos cuestionamientos eran basados en el hecho de que según ellos yo me encontraba en una posición “muy privilegiada” que era absurdo abandonar, en donde todo lo que me había propuesto alcanzar a nivel profesional y material lo había logrado. ¿Cómo podía ser tan insensata para cambiar todo lo que había logrado por algo tan incierto?

Por supuesto que seguí mi instinto y llegué hasta donde estoy hoy, muy feliz y satisfecha por mi decisión. Con el pasar del tiempo muchas de esas personas que me cuestionaron salieron de mi vida naturalmente, y para mi fue toda una sorpresa. Hoy entiendo que fue porque estábamos en películas diferentes. A veces también pienso que quizá yo ocurría para ellos como un espejo de sus deseos o de sus anhelos frustrados, no lo sé. 

Lo único de lo que si estoy segura es de que nunca he estado de acuerdo con los cuestionamientos de otras personas cuando estos son infundados o están dirigidos hacia lo que de verdad deseo hacer o cómo quiero conducir mi vida, pero los respeto pues entiendo que nuestras formas de ser y hacer son diferentes. Nunca me tomo esos cuestionamientos como personales, pues en realidad no tienen que ver conmigo.

Por eso hoy te invito a que filtres los comentarios que recibes, pues no siempre te ayudan a crecer, más bien podrían estar limitando tu grandeza. Nunca olvides celebrar tu naturaleza, creer en ti y dejar de negociar tus sueños por los deseos o comentarios de otros.

Recuerda siempre... "aquello en lo que crees determina quién eres, lo que haces y lo que consigues."  En referencia al tema de las creencias limitantes te invito a que explores sobre el mismo escuchando aquí mi podcast “Tus Creencias limitantes y cómo te impiden alcanzar el éxito”

¡Sé imparable!

Saludos,

Dayana